Las ilustraciones del libro como Concept Art para el cortometraje

Las ilustraciones del libro fueron la base fundamental para lo que después sería el cortometraje de El árbol de las almas perdidas, fueron las bases del diseño de personajes y una línea en la estética que marcaron en el resultado final.
Y es que nuestra autora bebe de inspiración como de los parajes oscuros de Tim Burton, de los mundos de fantasía de Guillermo del Toro, de artistas catalanes como Dalí y Gaudí en el diseño de los ornamentos en los sets y del anime entre otros.
Juega con el contraste de usar la dulzura e inocencia de los personajes con la oscuridad y creepy mood del mundo donde se encuentran.

Simbología de colores y narración

Contrastes de luz y oscuridad, jugando con el significado de los colores en cada uno de los planos, nada está escogido al azar y es que en cada secuencia los colores son los que nos dicen y nos muestra lo que Lili está sintiendo sin que tenga que decir una palabra.
Y es que tanto como el libro y el cortometraje es el mundo interior de nuestra protagonista.
Cada personaje tiene su propio significado, Lili es la inocencia, el cuervo es la vida y la muerte al mismo tiempo que el misterio, la depresión es la madre, la dependencia es Eduardo, la soberbia Mel, la autoestima es la maestra, los sueños rotos y el miedo el cocinero loco y por último, el amor es el padre, al mismo tiempo que va ligado al cuervo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas